sábado, 2 de julio de 2016

Marco Tulio Cicerón - De Res Publica (Sobre La República) (Libro I: Formas de gobierno) (51 a. C.).

Una contribución teórica sobre la política de la antigüedad hecha en un diálogo y mostrándonos a la vez la difícil situación de la república. En realidad, esta obra nos llega de manera fragmentaria, es decir, no se recuperó el trabajo completo de la obra, que aún así ha sido estudiada por muchos expertos y filólogos actuales. Por supuesto, esta magnífica obra de Marco Tulio Cicerón fue realizada en su época de paz donde su actividad política queda en suspensión debido al mando de los optimates en la república. Como dijimos, es un diálogo que nos ofrece mucha teoría política e historia relatada por numerosos personajes. Pongamos atención y veamos los apuntes de este gran orador.

Definición

(1) Refracción: modificación de dirección y velocidad de una onda, a causa del medio en que se le exponga. 

Referencias:

(1) Parece que Cicerón piensa que el sabio tarde o temprano debe involucrarse en los asuntos públicos.  
(2) Pensamiento muy similar a Sócrates quien omitió hablar estas cosas. 
(3) Es similar al pensamiento aristotélico, con la excepción de que la conformación de la república no se da por instinto. 

De Res Publica
Sobre la república


Libro I: Formas de gobierno

Cicerón hace una introducción sobre la importancia que los intelectuales deben tener en los asuntos civiles. Critica fuertemente a esos sabios que no bajan para ver lo que pasa en la ciudad, y los exhorta a que sepan lo que no saben para luego saber actuar al llegar el momento de unirse a la vida civil(1)


Diálogo sobre la importancia de las ciencias del cielo

Escipión y Tuberón: la naturaleza

Como dijimos, la estructura del libro se desarrolla en base a un diálogo entre Publio Cornelio Escipión y otros personajes amigos de él. 

El primer tema que desarrollan los dos es el estudio de naturaleza, pues hasta hace poco se había descubierto el fenómeno de la refracción(1) en la naturaleza. Escipión no estaba interesado en lo absoluto sobre eso porque piensa que todo lo de la naturaleza nunca se pondrá entender(2). En todo caso, Escipión nos dice que es mucho mejor dedicarse a los asuntos exclusivamente humanos. 

Inmediatamente, a la conversación se unen Lucio Furio y Publio Rutilio, Cayo Lelio y Quinto Escévola. 

Escipión, Tuberón, Furio(Filo), Cayo Lelio y Rutilio

El tema que se expone es sobre los asuntos de la naturaleza y los asuntos de los humanos. Este fenómeno de la refracción hacía creer a los romanos que existían dos soles, ya que al ver el sol desde un vidrió o desde otra perspectiva, daba la apariencia de que existieran dos soles. 

Lelio nos dice, siguiendo el parecer de Escipión, que antes de preocuparse de eso debemos preocuparnos de los asuntos de la república. Sin embargo Furio le dice que es importantísimo, pues los temas de la naturaleza nos afectan como seres humanos. 

Luego el diálogo continúa abruptamente con una explicación de Escipión sobre los eclipses. Claro, dicho descubrimiento de los eclipses (atribuido entre algunos a Tales de Mileto), alejó de la ignorancia y la superstición a muchos ciudadanos. La preocupación por la naturaleza es fundamental para la ciudadanía, pues sale de su abismo de ignorancia. 

Respuesta de Lelio

Lelio al principio dice no tener nada que contra argumentar, pero la verdad es que sigue pensando que primero debemos preocuparnos de lo que tenemos a los pies, antes de preocuparnos de ciencias tan alejadas. De hecho, Lelio hace recordar a los interlocutores que el mismo Esópo criticaba a Tales, quien, caminando por las afueras de Mileto observaba las estrellas y de repente cayó a un pozo. 

La ciencia de las cosas del cielo son importantes, pero solamente para estimular el ingenio de los jóvenes, o cuando se trata de cosas más cercanas y sujetas a la vista; según nos aporta Lelio. Por otra parte, el estudio de estas ciencias no son imprescindibles, pues la república seguiría siendo la misma. 

Lelio se queda con este parecer y al mismo tiempo invita a Escipión a hablar sobre ''qué es la república''. El diálogo da un vuelco y se ponen a conversar sobre estos asuntos.

Diálogo sobre la república


La mejor manera de conocer qué es la república es recurriendo a los conceptos que nos dejaron los antepasados. Sin embargo, no solamente debemos quedarnos con esto, sino que también debemos criticarlo y mejorarlo que es justamente la idea de Escipión. 

Para Escipión, la república es un conjunto de ciudadanos que tienen los mismos derechos en una ciudad. El origen de la república se da por la voluntad de un grupo de hombres de construir una sociedad(3)

Formas de gobierno

Una vez que un grupo de hombres se reúne para formar una sociedad, estos deben combatir los problemas del clima y la naturaleza en general. 

Cuando estén bien asentados, los hombres comienzan a elegir a sus gobernantes, pues la única forma para sostener la república es teniendo un gobierno. En este sentido, se sigue el mismo orden que Aristóteles propuso en el libro III de La Política:

Monarquía: gobierno de uno (rey)
Aristocracia: gobierno de pocos (nobles)
Democracia: gobierno de muchos (pueblo)

Ninguna de estas tres formas es perfecta, dice Escipión. Aunque, podría ocurrir, que en cada una de estas formas exista una persona (o personas) sabia(s) gobernando a la república. Si es así, el gobierno no se volvería perfecto, sino más bien tolerable

La única forma de tener una cierta estabilidad en la república es manejar una constitución mixta que balance lo bueno y lo malo del gobierno. Justamente su nombre es ese ''constitución mixta''. Finalmente para Escipión la mejor forma de gobierno es el reino, aunque tbn destaca las debilidades de éste. 

De todas formas, las formas de gobierno convencen de la siguiente forma:

Monarquía: el rey se muestra como una imagen paternal del pueblo.
Aristocracia: los nobles muestran prudencia al pueblo.
Democracia: el pueblo demuestra que necesita libertad en la ciudad.

El monarca

Es mucho  mejor, en la opinión de Escipión, el que gobierne un rey que a un grupo de aristócratas. El poder siempre será uno sólo, mientras que con la aristocracia es dividido, lo que puede causar disensiones y rupturas. 

De aquí es la conocida frase de Cicerón:


''Imperium nullum nisi unum''

Si nos fijamos bien, dice Escipión, siempre es una persona la que tiene los mandos más importantes: el capitán en un barco, el médico, el profesor, etc. Siempre es sólo una persona la que tiene la virtud de dirigir y ayudar.

Conclusión

Con esta descripción y análisis de las distintas formas de gobierno termina el primer libro de De Res Publica. En nuestra entrada del Imperio Romano, veíamos que el último reino de la época monárquica fue el de Tarquino, el soberbio, Desde ahí los romanos comenzaron a aborrecer a los reyes. En mi opinión, la mirada que tiene Cicerón de las formas de gobierno no es muy disímil de la que tenía Aristóteles, pues el aporte no es tan significativo, aunque sí la mención a la constitución mixta (que de todas maneras no fue una creación de Cicerón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario