Los presocráticos (624 a. C. - 370 a. C,).

Los padres del pensamiento están aquí representados con el nombre de ''presocráticos'', es decir, aquellos filósofos que se encontraban antes de Sócrates. Quizás no fue una filosofía al estilo de Aristóteles o de algún pensador contemporáneo, pero sí trataron de acercarse a dicho pensamiento formal a través de sus escritos. No podemos negar la influencia que ejercerán en filósofos posteriores como el mismo Parménides en Platón y sobre todo en Plotino, Demócrito en Epicúreo (así como también la idea de los átomos que más tarde Aristóteles rechazaría) y tantos otros en muchos filósofos posteriores. Veamos que nos tienen que ofrecer estos grandes filósofos de la historia.

Definiciones:

(1) Aforismo: Sentencia breve que expresa una máxima.
(2) Átomos: unidades minimas indivisibles (a''a'' significa no y ''tomos'' significa divisible)
(3) Efluvios: Emanación o irradiación de un cuerpo-. 

LOS PRESOCRÁTICOS


Períodos lejanos

Mucho antes de los filósofos presocráticos estaban los hombres que nos hablaban de mitos y leyendas lejanas de la Antigua Grecia. Las primeras evidencias que tenemos de esto han sido Homero y Hesíodo quienes eran poetas griegos que competían arduamente, para ver quien era el mejor.

Estos describían batallas increíbles a través de sus poemas, pero también utilizaban metáforas para las cosas de la tierra. Los escritos de estos dos filósofos conformarán la base fundamental para que los siguientes hombres hablen sobre la naturaleza, la moral, la religión e incluso la política. No obstante, no sólo los filósofos se vieron influidos en estos poetas, sino que también los trágicos y otros artistas inspirados en sus trabajos. 

Los misterios de la naturaleza

Con estas reflexiones religiosas, muchos años después comenzarían las reflexiones sobre la naturaleza. Los grandes hombres de aquella época se preguntarán ¿de dónde proviene todo lo que conocemos? debido a esta pregunta se elaborarán diversas teorías que ayudarán a responder los misterios del principio de todos los seres vivos. 

Todos ellos tendrán un principio y un modelo explicativo para responder a la pregunta fundamental. Muchos de estos pensadores pertenecen a Grecia, Italia y otros a lo que conocemos como la parte oeste actual de Turquía. 


MONISMO (De Tales a Parménides)

El monismo material responde a las teorías que investigaron la physis (naturaleza) y revelan un principio único y creador de todas las cosas (arché). Unos se fijarán en cosas materiales y otros en cosas abstractas fundamentarán diversas razones para sostener los argumentos. 

Vale decir que el monismo no es un postura que sólo perteneció a la antigüedad, sino que también en la era moderna pueden pensarse en varios autores monistas. Incluso en las religiones podemos ver pensamientos similares a los monistas, declarando a Dios como principio único de todas las cosas. 

Tales de Mileto (624 o 623 a. C. - 547 o 546 a. C.) 

Para ver más información de Tales de Mileto, ingrese a nuestro apartado de Grandes Matemáticos aquí

Fue uno de los primeros (por no decir el primero) pensadores que desarrolló el término griego llamado arjé (ἀρχή). Este concepto se traduce como ''principio'' o ''razón primera'', por el cual la mayoría de los filósofos presocráticos justificaban la sustancia del mundo; es decir, de qué está hecho el mundo. 


Teoría del agua (Arjé)

Esta teoría la tenemos gracias a Aristóteles quien en su libro llamado ''Metafísica'', nos decía que Tales afirmaba: ''El principio material es el agua''. De hecho, Tales decía que la tierra flotaba sobre el agua así como un madero en el mar, pero Aristóteles no estaba de acuerdo con esta afirmación, pues de igual manera sería fácil decir lo mismo que la tierra. 


¿Por qué Tales habrá dicho que el agua es principio de las cosas entonces? Teofrasto, el padre de la biología y alumno de la escuela peripatética, nos decía que seguramente la eligió por ser fundamental para los seres vivos. Otro de los argumentos podría ser de que la eligió por es la única que contiene 3 estados (líquido, sólido y gaseoso) y finalmente, otros dicen que la eligió simplemente por capricho. 

Teoría de los imanes

Tales llegó a tener una afirmación muy importante diciendo que ''Todo tiene vida'' incluyendo las cosas inanimadas. ¿De dónde pudo sacar tal afirmación? simplemente de la observación de los imanes. Tendríamos que decir que el imán es una cosa inanimada, pero al mismo tiempo puede atraer cosas y para hacer esto, el imán necesariamente necesitará un alma para hacerlo. Las premisas de Tales serían las siguientes:
  • Todo lo que tiene motor tiene alma
  • El imán tiene motor
  • Por lo tanto, el imán tiene alma

Para Tales y para muchos otros filósofos, el poseer alma significa ser un ser animado. Como diría Aristóteles, ''el alma es lo que nos hace vivir'' y todo lo que sea capaz de modificar su entorno (como los imanes lo hacen) tiene que estar vivo para hacerlo. El otro objeto inanimado que pareciera tener vida era el ámbar, de hecho, en nuestros tiempos el ámbar se usa para sesiones de electromagnetismo y Tales de Mileto lo consideraba como un objeto ''vivo''.

Lamentablemente, los filósofos posteriores desatendieron esta teoría de Tales, incluyendo a Aristóteles quien no podía aceptar que las cosas como los imanes pudieran ser objetos animados. 


Anaximandro de Mileto (610 a. C. - 647 a. C.)

Fue un contemporáneo y alumno de Tales de Mileto que además siguió su tradición creando una teoría sobre su propio arjé. 


Teoría del ápeiron (Arjé)

Ápeiron significa en griego algo ilimitado, infinito o indeterminado es decir, Anaximandro descarta la opinión de su maestro Tales de que el agua es principio de todas las cosas. Dicho principio para el filósofo presocrático nace de lo ilimitado. 


¿Cómo podemos entender esto? para Anaximandro el principio se formó de algo indeterminado (pues el infinito es lo indeterminado) sempiterno sin cualidad de ninguna especie. Para llegar a esta conclusión, Anaximandro nos dice que la materia elemental siempre se modifica y pasa de una cosa a otra. El principio de todas las cosas no pueden provenir de cosas que cambien constantemente; al contrario, el principio debe ser algo inmutable e inmóvil; por lo tanto, dicha materia debe ser indeterminada. Además, como es ilimitado no tiene ningún principio que lo origine y en conclusión, lo ilimitado es el principio mismo. 

Humedad y sequedad

Podríamos decir que Anaximandro, inspirado en su maestro Tales de Mileto ya había dicho que los seres provienen de las zonas más húmedas de la tierra, para luego entrar en la sequedad y formarse como seres. En otras palabras, la conformación de los seres se hace a partir de la humedad y la sequedad de los mismos; dicha combinación crea seres por donde quiera que sea. 

Esta teoría podría ser verosímil pensando que los seres humanos somos 80% agua y podríamos decir también que somos sequedad, y que somos mezclas de esas dos características. De alguna forma, podríamos decir que Anaximandro fue el primer darwiniano de la humanidad: las especies no estuvieron eternas al momento de su creación, sino que su desarrollo permitió su existencia; así, podríamos decir que el hombre proviene de los peces. 

Ahora, no debemos pensar que Anaximandro tenía una compleja explicación de cada proceso de desarrollo, más allá de decir que los seres marinos rodeados de espinas decidieron andar en la tierra. Esta teoría era una visión en general de cómo se pudo haber formado el ser humano. 

Cosmología

El planeta tierra permanece en el aire y en el centro de todo el universo para estar en equilibrio con todo (si estuviera a un extremos del universo no podría estar en equilibrio). Por lo tanto,la tierra está en el centro para que sea semejantes a todas las cosas, pues los radios de la tierra hacen que todas las cosas que le rodean están a la misma distancia. 

Además, lo que está en el centro no tiene motivos para moverse a los extremos y por conclusión: la tierra sería inmóvil. Aquí también se combina la sequedad con la humedad, dando analogía a lo caliente y lo frío que sería la formación del cosmos. Así el fuego ocupa la periferia y la tierra que es el centro ocupa lo frío. 

Anaxímenes de Mileto (590 a.C. - 524 a.C.)

Una mala fama le ha precedido a este filósofo, al ser considerado una mala copia de Anaximandro, porque en efecto, Anaxímenes fue alumno de Tales de Mileto como también de Anaximandro de Mileto. Por otro lado, también los filósofos como Teofrasto e Hipólito lo señalaban como un ''mejorador'' de las teorías de Anaximandro. 

Teoría del aire ilimitado (Arjé)

Lo que hizo Anaxímenes fue combinar las dos teorías de principios que eran de Tales y Anaximandro. Anaxímenes nos dice que el principio de todas las cosas es el aire, pero no solamente el aire como materia determinada, sino que un tipo de aire indeterminado. Finalmente Anaxímenes dirá ''Todo procede del aire'' porque todo surge del proceso de rarefacción (menor densidad) y condensación (más densidad). Así, el agua y la tierra provienen más bien del aire que de otro elemento. 

Esto puede ser claro, pues cuando el aire pasa por la rarefacción se convierte en fuego y cuando se condensa se hace agua y tierra (hielo). Lamentablemente, como sólo nos quedan fragmentos de los trabajos de Anaxímenes, no podemos saber en detalle cómo se formaban todas las cosas exclusivamente por medio de la rarefacción y la condensación. Quizás sería mucho decir que sólamente era por estas dos cosas y Anaxímenes se refería a más cosas, pero eso nunca lo sabremos. 

Cosmología

Así como la tierra era plana para Anaxímenes, los demás cuerpos celestes del espacio también eran planos. Además, todos estos cuerpos celestes, si son de fuego (como lo dirán muchos filósofos más adelante sobre todo Aristóteles) entonces primero fueron aire. Dicho aire proviene ni más ni menos que de las exhalaciones de la tierra. Sus formas se crearon a partir de la condensación del aire y por lo tanto, la tierra sería plana como una hoja flotando en el aire. 


Pitágoras de Samos (570 a. C. - 475 a. C,)

Para ver más información de Pitágoras de Samos, ingrese a nuestro apartado de Grandes Matemáticos aquí

Hasta ahora hemos hablado de los filósofos que pertenecían a Mileto (con el gentilicio de Milesios) y ahora comenzamos siguiendo el orden cronológico con Pitágoras que vivía en Samos. 

Teoría del número (Arjé)

Así como lo leemos, el principio fundamental de la teoría de Pitágoras es el número. Al contrario de muchos filósofos, para el matemático los números no eran solamente abstracciones de la realidad sino que podían estar presentes en los siguientes conceptos:

El 1 es el punto
El 2 es la línea
El 3 es la superficie
El 4 es lo sólido

¿Cómo se puede llegar a esta proposición? Aristóteles, quien de él podemos sacar sólo alguna información de los pitagóricos, decía que probablemente Pitágoras al observar el cielo se dio cuenta que todos los movimientos de los astros siguen un patrón matemático, así como también la música sigue el suyo propio. 

De aquí surgirán las enseñanzas primordiales para aprender todo lo relacionado con el mundo a través de los números: Aritmética, Astronomía, Geometría y Acústica. Más tarde estas cuatro ciencias se conocerán en la Edad Media como ''Quadrivium''.

La transmigración del alma

El concepto de transmigración se entiende de la siguiente manera: cuando un alma sale de un cuerpo para entrar en otro. Se dice que probablemente Pitágoras formuló esta teoría desde la combinación de los mitos de Ulises, pues, Circe convirtió a los amigos de este en cerdos, mientras que por otro lado los Dioses tomaban formas humanas o de animales. 

De aquí que Pitágoras también se haga conocido por el concepto de metempsicosis. La metempsicosis significa la supervivencia del alma del hombre frente a la muerte del cuerpo. Según algunas historias de Jenófanes, Pitágoras se vio a sí mismo en un perro, mientras que Empédocles aseguraba que antes de ser niño había sido niña.

Des este supuesto se extrae que el alma es inmortal si sobrevive al cuerpo, tal como lo plantea Platón en Fedón. Al mismo tiempo, el alma está sometida a la transmigración y a la constante supervivencia a la muerte del cuerpo. 


Heráclito de Éfeso (540 a. C. - 484 a. C.)

Este es otro de los flósofos que es considerado monista, pero que a diferencia de los filósofos anteriores vivió en Éfeso la cual era una ciudad de Jonia. Tenía carácter aristocrático, irascible y orgulloso lo que le valió el apodo de uno de los filósofos más solitarios entre los presocráticos. 

Teoría del fuego (Arjé)

Para Heráclito el principio de todas las cosas es el fuego ¿por qué? porque el devenir o el dinamismo es el principio originario de todas cosas. El filósofo sostenía que si algo tenía que existir, primero se tiene que mover. De aquí vemos su gran aforismo(1) que quedará la para la posteridad:


''Pante rei''
(Todo fluye, todo cambia)

Uno de los ejemplo más prácticos de Heráclito era el relacionado con el río: ''Nadie puede bañarse dos veces en el mismo río'', pues en efecto, las aguas ya no serán las mismas con las que me bañé la primera vez.  

¿Esto significa que Heráclito confiaba en los sentidos? No, para Heráclito los sentidos no eran suficientes para probar que lo que existe alrededor es verdadero; confiaba sí en el logos. El devenir no es algo irracional, ya que todos los seres en toda la vida tienen contrarios (no sólo en el plano psicológico sino que también en la naturaleza). El filósofo nos dice que la existencia de los contrarios es totalmente natural, y que ésta es trascendente a todos los seres. Por ejemplo, por la enfermedad existe la salud, por el fuego el agua, por el viejo el joven, por el vivo el muerto, etc. 

El fuego está siempre en constante cambio, nunca está quieto y es por eso que Heráclito nos dice que este es el principio de todas las cosas. No sólo eso, el filósofo diría tal como lo dijo Plotino alguna vez, que ''Todo es uno y del uno procede todo''; el todo o el Uno que habla Heráclito es precisamente el fuego. De hecho, el fuego es la autoridad en la naturaleza porque todo lo transforma conforme a su propia naturaleza. 

Estos conceptos son los primitivos de pensadores como Hegel, Marx o Heidegger donde el concepto de contradicción cobrará mucho sentido en sus obras.  

Cosmología o visión del alma

Para Heráclito el alma contenía fuego en su interior y cuando ésta sobrevivía al cuerpo se unía con el fuego del cosmos. Ahora, al mismo tiempo, Heráclito decía que todos vivimos en el fuego, un fuego constante que representa los contrarios el cual se denomina verbo común.


Parménides de Elea (570 a. C. - 515 a. C.)

Si se quiere ver información adicional sobre este filósofo sería adecuado ver el apunte de Platón titulado Parménides

El principio de no-contradicción

Puede parecer extraño y a la vez muy obvias las reflexiones de Parménides, pero son mucho más fáciles de lo que parecen. Por ahora, atengámonos a conocer las siguientes premisas. 

  1. Lo que existe, es, puede pensarse y no puede no-ser
  2. Lo que no existe, no es, no puede pensarse y no puede ser

¿Qué quiere decir esto? Una profunda crítica a las filosofías anteriores, pues ¿cómo habrá de originarse algo si lo que no-es, no puede llegar a ser? Lo de Parménides es muy claro, lo que existe existe para siempre y lo que no existe no puede llegar a ser, puesto que no existe. 

La naturaleza es todo lo que existe, mientras que la nada es todo lo que no existe. Por supuesto, Naturaleza y Nada son incompatibles y excluyentes, por lo que no podemos juntarlos de ninguna manera. Este principio se llamará ''Principio de no contradicción'', es decir, una cosa que es no puede no-ser al mismo tiempo. 

Por lo tanto, todas las teorías anteriores de la naturaleza estarían obsoletas, pues si decimos que el aire llega a ser estaríamos admitiendo que el aire surge de la nada, lo que estaría en contra de la tesis ''Lo que no existe no-es''. Si bien es contrario a las otras teorías, la crítica más temible es para Heráclito, pues si admitimos que el ser no puede no ser, entonces el cambio es inexistente. 

Teoría del ser (Arjé)

Las consecuencias de este planteamiento serán decir que el ser no tiene ningún origen, puesto que no puede ser originado del no-ser. Así la naturaleza no tendría ni principio ni presente ni futuro, existe por siempre y para siempre. Por lo tanto, el tipo de arjé de Parménides es estático, inamovible y no está expuesto al devenir como sí lo estaría el arjé de Heráclito. 




PLURALISMO MATERIAL (De Empédocles a Demócrito)


Después de la magnífica teoría de Parménides, en Grecia no se volvió a elaborar una teoría monista de lo material. Los filósofos siguientes no pudieron aceptar sólo un elemento creador del mundo, sino que debieron plantear una multiplicidad de ellos para no caer en la tesis de Parménides. 


Empédocles de Agrigento (495 a. C. - 430 a. C.)

Filósofo que vivía en la ciudad de Agrigento en la isla de Sicilia, Italia. Desde aquí comienzan los filósofos que elaborarán teorías distintas a las que hemos visto ahora. 

Teoría de los cuatro elementos (Arjé)

La proposición de Empédocles involucra los cuatro elementos de la naturaleza (agua, fuego, tierra y aire). Los cuatro elementos se juntan para conformar un ser y se separan para dejar la existencia de ese ser. Por lo tanto, la formación del ser sólamente correspondería a su unión con los cuatro elementos, mientras que su separación consiste en la separación de ellos. 

Los elementos no mueren y están en constante separación y unión en el mundo. ¿Qué es lo que une o separa estos cuatro elementos? Empédocles nos dice poéticamente que es al amor (o amistad) quien los une y el odio (o enemistad) quien los separa. Esto será una combinación de dos teorías filosóficas antecesoras: La idea de que todo es devenir de Heráclito (unión y separación) y la existencia eterna del ser de Parménides (los elementos son indestructibles). 

Anaxágoras de Clazomene (500 a. C. - 428 a. C.)

Nación en Clazómenas que es una ciudad ubicada en Urlia, actual Turquía. Fue uno de los primeros filosóficos que trasladó sus actividades filosóficas de Clazómenas a la ciudad de Atenas. 

Teoría de las semillas (Arjé) 

Anaxágoras estuvo de acuerdo con Parménides en cuanto al ser que no se crea y que es indestructible. También se quedó con la teoría de Empédocles la cual acepta la unión y separación de las cosas indestructibles. Lo que agrega Anaxágoras será el concepto de ''semilla'', que son responsables de los actos de unión y separación de los elementos. 

Por lo tanto, para Anaxágoras, los seres no son más que una formación de estas pequeñas semillas. No es que las cosas salgan de la nada, dice Anaxágoras, sino que proceden de estas pequeñas semillas. Que no las podamos ver es otra cosa, pero en los seres hay semillas que permiten el crecimiento de sus cosas como las uñas, los labios, los ojos, etc. 

Estas semillas serán denominadas formaron a los seres desde un principio. Obviamente, cuando dichas semillas se forman y unas tienen más que otras (más carne que agua) se forma un ser determinado (si predomina la carne, un ser de carne).  Ahora ¿quien produjo o movió esas semillas para que formaran lo demás? una inteligencia superior que está separada de las semillas, pero Anaxágoras no deja en claro qué o quién. 

Demócrito de Abdera (460 a. C. - 370 a. C.)

Puede ser uno de los filósofos más importantes de la antigüedad, pero también un impulsor de una teoría que lamentablemente se vio cegada por otro gran pensador que fue Aristóteles. Demócrito vivió en Abdera al norte del mar Egeo, y algunos dicen que fue injusto llamarlo presocrático cuando él fue contemporáneo de Sócrates. 

Teoría de los átomos(2) (Arjé)

Demócrito también se veía encerrado entre los planteamientos de Parménides los cuales para la época eran irrebatibles. El filósofo quería salvar la pluralidad, así como también las ideas del antiguo pensador de Elea. 

Si Anaxágoras hablaba de semillas que se distinguían unas de otras, Demócrito hablará de que éstas pequeñas unidades son todas iguales y que están en todas partes. Su movimiento no se debía a una inteligencia  exterior, sino que eran los mismos átomos los que tenían movimiento. Ahora ¿cómo podían moverse estos átomos viéndose que están en todas partes? Demócrito agrega el concepto de vacío para que estos pudieran desplazarse autónomamente. 

Los átomos se moverían continuamente en este vacío y cuando en este mismo vacío chocan, empiezan la formación de los seres. Los choques fortuitos de los átomos serán tomados por algunos helenos, pero al mismo tiempo serán destrozados por muchos otros filósofos (incluyendo al gran Aristóteles).

Los efluvios y los átomos 

¿Cómo conocemos lo que conocemos? básicamente por los efluvios(3) que el cuerpo emana sobre otro cuerpo. Por lo tanto, el conocimiento de las cosas se da por un proceso físico-fisiológico llevado a cabo por los átomos. Los átomos llevan estos efluvios a otros cuerpos y en el choque de uno y otro se da lo que se conoce como ''sensación''. Demócrito advierte que los efluvios no deben ser desproporcionados con la recepción de los otros efluvios, esto sólo haría que se entorpezca el proceso. 


Este es un cuadro comparativo entre todos los presocráticos que hemos abordado. 

Conclusión

No se debe pensar que la discusión de los presocráticos es vana y obsoleta en esta época, pues todo lo contrario: trasciende todas las épocas de la humanidad. Nada es más común a todos los hombres que busca el conocimiento de todas las cosas, incluso (y creo que más importante aún) averiguar el principio y origen de lo más oscuro. Todos los esfuerzos que pusieron estos grandes pensadores, no deben ser desestimados porque pudieron lograr una obra inmensa con la poca difusión o tecnología para tener un conocimiento más agudo. Como diría la gente: todo fue hecho al ojo. 

1 comentario: