sábado, 25 de febrero de 2017

San Agustín de Hipona - Exposición de algunos textos de la Carta a los Romanos (394).

La epístola de los romanos contiene un mensaje de salvación a todo el mundo cristiano por parte del apóstol San Pablo. Esta no es una carta que resulte muy difícil de interpretar, pero San Agustín de Hipona nos trae la visión de un cristiano devoto al estudio bíblico, y además de entregar un mensaje de paz y salvación al mundo. En todo caso, el propósito clave de las cartas a los romanos, era justamente la predicación del evangelio. Las más diversas religiones han destacado sólo algunas partes de esta interesantísima carta, seguramente, con propósitos de dirigir sus propias religiones en direcciones distintas. Veamos lo que nos quiere mostrar ahora el doctor de la gracia.

Referencias:

(1) Lo que es muy malinterpretado generalmente. 
(2) Algo contradictorio si consideramos la lógica de que el alma domina al cuerpo. Si esto es así, entonces el análisis que Agustín hizo del Génesis tendría una contradicción, al poner a la mujer al servicio del hombre. Véase Sobre el Génesis.

Exposición de algunos textos de la carta a los romanos


Carta a los romanos

Sólo revisaremos los pasajes más relevantes y que requiere más atención en la interpretación de San Agustín:

1:18

''Se está revelando desde el cielo, la ira de Dios sobre toda impiedad''

La impiedad que refiere este pasaje va dirigida justamente a los sabios que, estando en su calidad de sabios y conocedores, nunca pudieron conocer al creador de todas las cosas. Los verdaderos sabios son aquellos que conocen a Dios, aparte de que colaboran con la ciencia. 

1:21 

''Habiendo descubierto a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron las gracias''

Si son sabios y además conocen a Dios pero insisten en no creer en él, entonces están cometiendo el peor de los pecados que sería la soberbia. Es tanta la obstinación que los lleva a negar las cosas más evidentes o las cosas que por lo menos se le presenten. 

1:32


''No sólo quienes realizan tales cosas, sino quienes las aprueban''

Fácilmente se puede interpretar este versículo como el castigo a quienes cometen delitos, y aún más serán condenados aquellos que los aprueban.

2:5

''Estás acumulando ira para el día de la ira''

''El día de la ira'' significa el día del juicio. De acuerdo con San Agustín, todas las ''iras'' de Dios representan el castigo que recibirán los impíos el día del juicio. No se debe interpretar la ira como si Dios pudiera sentir o estar expuesto a emociones como la ira así como su fuera un humano. 

3:20

''Nadie se puede justificar ante él por observar la ley, pues por la ley nos viene la conciencia del pecado''

San Agustín nos advierte del cuidado de interpretar este pasaje como si San Pablo no quisiera la ley. El hombre ante la ley se encuentra en cuatro estados:

  • Antes de la ley: donde seguimos los deseos de la carne
  • Bajo la ley: donde somos arrastrados por el deseo
  • Bajo la gracia: ni seguimos el deseo ni somos arrastrados
  • En la paz: no hay deseos carnales en absoluto

Por supuesto que estar antes de la ley seguimos voluntariamente los deseos de la carne y además lo aprobamos sin cuestionamientos. Bajo la ley luchamos pero finalmente somos vencidos de ahí que Agustín diga ''arrastrados''. Sólo podemos ser salvados cuando estamos bajo la gracia para finalmente terminar en la paz. 

4:2

''Porque si Abraham fue justificado por sus obras, tiene de qué gloriarse, pero no ante Dios''

En los tiempos de Abraham todavía no había ley, pero este nunca se vanaglorió de sus obras. Lo que quiere decir este pasaje, es que las buenas obras no se deben hacer por fuerza sino por voluntad. Abraham no tenía por qué hacer las obras que hizo, pero las hizo de todas maneras. Esto demuestra la bondad que tiene Abraham y que todos deberíamos cumplir con las buenas obras, no por fuerza, sino que por voluntad. 

5:13

''Hasta la ley había ya pecado en el mundo''

¿Cuando comenzó a pecar la ley? exactamente cuando todavía no existía la gracia. Sólo cuando Jesús llegó a este mundo para establecer la nueva ley, fue cuando la ley pudo obtener la gracia y tener la oportunidad de salvarse. 

5:14

''La muerte reinó desde Adán hasta Moisés, incluso en aquellos que no habían pecado, con un delito como el de Adán'' 

Todos los que habían pecado, obviamente, tenían por sí la muerte, pero aquellos que no habían pecado también tenían la muerte por sobre ellos (a causa del pecado de Adán). Pero ¿qué quiere decir ''hasta Moisés''? ¿Acaso después de Moisés no hubo muerte? No, lo que pasa es que hasta Moisés quiere referirse hasta el período de la ley puesta en vigencia.

5:15

''Pero tal como fue el delito no fue así la condonación''

La condonación se define como el perdón de alguna culpa. La primera condonación que se concedió fue la de Adán cuando Dios perdonó su pecado, y la segunda fue cuando los romanos mataron a Jesús porque ahí se perdonó a muchos. Por eso se dice que la condonación de Adán y de los otros no fue la misma. 

5:20


''La ley se metió por en medio para que abundase el delito''

El pecado y el delito son considerados como pruebas que el hombre tiene que superar para ser bueno. El segundo estado del hombre, el cual llamamos ''bajo la ley'', en este estado estamos arrastrados por la ley, a pesar de que luchamos forzosamente con ella. 

6:6

''Tened en cuenta que nuestro hombre viejo fue crucificado juntamente con él, para destruir el cuerpo del pecador''

Esto va conjuntamente con los que dijo Moisés alguna vez en el Antiguo Testamento: ''Maldito todo aquel que esté colgado de un madero'' lo que quiere decir que el hombre viejo (el de la ley del Talión) queda atrás luego de la crucificción de Jesús. En efecto, el hombre viejo es maldito, pero esto no significa que Jesús lo sea, lo que quiere decir que Moisés jamás dijo que Jesús fuera maldito(1)

7:2

''La mujer casada está sujeta a la ley mientras viva el marido. Si su marido muere, queda exenta de la ley que la unía la marido''

El alma en este caso es representada como la mujer(2) el hombre representado como el pecado y la ley es la unión que une al hombre con la mujer. Una vez muerto el pecado (el hombre) la mujer puede volver a estar con otro hombre.

7:15

''Lo que realizo no lo entiendo''

Parece difícil entender este pasaje sin ningún contexto, pero la verdad es que San Agustín lo hace de todas maneras. la frase ''no lo entiendo'' quiere decir realmente ''no lo apruebo'' y se refiere al pecado. Si bien no todo lo que realizamos es pecado, el pecado necesita del bien para manifestarse. 

7:19

''No hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. Pero si hago lo que no quiero, estoy de acuerdo con que la ley es buena''

Puede parecer que esta frase nos dice que estamos obligados a cumplir la ley y que además estamos exentos de la libre voluntad. Sin embargo, nadie puede sentirse mal si obra con el bien, por lo tanto, la libre voluntad está en hacer las cosas buenas. 

8:3

''Lo que la ley le resultaba imposible por la debilidad de la carne, lo ha logrado Dios, enviando a su Hijo en una condición semejante a la carne pecadora, y desde el pecado dio condena a su carne al pecado, y así la justicia que exige la ley se cumpliese en nosotros, que ya no vivimos según los instintos carnales, sino según el espíritu''

Lo único que nos puede alejar del cumplimiento de la ley (a pesar de ser obligatorio) es el instinto de la carne. El instinto de la carne no es más que la representación del amor por las cosas materiales.

¿Qué significa que el Hijo sea enviado para luego morir? sirvió para que el hombre dejara de una vez por todas las ambiciones materiales, y entienda que se puede creer en un mundo espiritual. 

8:7

''Porque la prudencia de la carne es enemiga de Dios; no se somete a la ley de Dios; en realidad ni puede hacerlo''

No pensemos que la carne es enemiga de Dios así como si viniera de un principio adverso, o como si fuera lo contrario a Dios y por lo tanto algo que no se puede evitar. Recordemos que Dios es omnipotente, y el deseo de la carne es totalmente voluntario del hombre. 

8:15


''No habéis recibido un espíritu de esclavos, para recaer en el temor, sino un Espíritu de hijos adoptivos, por el que clamamos: ¡Abbá Padre!''

De aquí vemos la distinción entre el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, la cual radica en que el antiguo se basa en el temor y el nuevo en la caridad. ¿Qué significa el espíritu de esclavos? Se puede entender que si nuestro espíritu lo hemos recibido de un creador, podemos entender que somos esclavos; sin embargo, esto se entiende mejor cuando decimos que somos hijos adoptivos del Espíritu Santo. En este sentido, no somos esclavos como podríamos pensarlo carnalmente donde no tenemos libertad, al contrario, tenemos la libertad al ser hijos adoptivos. 

8:19


''La creación está con inquietud a la espera de que se revele lo qué es ser hijo de Dios'' 

La inquietud y la angustia de los hombres es continua hasta que no llegue el día final donde se revele qué es ser hijos de Dios. Sólo podremos esperar hasta el día final el ver si podemos ser verdaderos hijos de Dios; por mientras, deberemos estar sometidos al sufrimiento, pero también a la libertad de escoger el mal. 

8:26

''Además el espíritu viene también en ayuda de nuestra flaqueza: nosotros no sabemos con seguridad lo que debemos pedir en la oración''

La verdad es que pedir en la oración es una cuestión difícil porque no sabemos lo que puede pasar en el futuro. Además, mucho pedimos cosas que creemos que son buenas, pero en realidad son malas o cosas malas que en realidad son buenas. No hay que pedir cosas sin nombrar el nombre de Dios, porque finalmente es él quien las cumplirá. 

8:29

''Para que sea el primogénito entre muchos hermanos''

Por primogénito debemos entender en realidad ''unigénito'' ya que Jesús no tenía hermanos. No obstante, una vez que fue tal comenzó a llamar a todos como hermanos; a todos los que seguían su filosofía de vida. Por lo tanto, primero es unigénito y luego es primogénito. 

8:39

''Estoy cierto''

Esta sola frase mantiene la inseparabilidad de Jesús y de todo aquel que tenga los preceptos de Dios en cuenta. Ni siquiera la muerte puede separar el amor de Dios a quienes dicen que ''están ciertos''. No les importa la vida temporal porque esta no está comparada a la vida eterna. 

9:11

''Para continuar el propósito de Dios de elegir no por las obras, sino porque él llama, antes de nacer y de realizar algo bueno o malo, se le dijo: El mayor servirá al menor, como está escrito: Amé a Jacob y rechacé a Esaú''

Si Dios llama a todos antes de nacer, entonces las obras del hombre no son propiamente del hombre sino de Dios. De aquí que se diga que el hombre no puede vanagloriarse de sus propias obras, porque todo le pertenece a Dios. Lo que sí nos da Dios es la fe, por lo tanto, nosotros tenemos la creencia, mientras que el Espíritu Santo nos da la habilidad para hacer la buena obra. En conclusión, las buenas obras nuestras sólo se dan por gracia.

9:15

''Así que lo importante no es querer o afanarse, sino que Dios tenga misericordia''

Lo primordial de nosotros es la fe. Todo hombre debe tener fe y creencia antes que todo, y luego las obras podrán presentarse porque ellas son obras del Espíritu Santo. Por lo tanto, el mérito de la fe es la que hace las buenas obras, mientras que la maldad (que también es un tipo de obra en el hombre) es cuando Dios se aleja de él y deja que el hombre haga estas malas obras. De ahí que se diga que lo importante no es querer cosas, sino que Dios tenga el favor de concedernos. 

12:20

''Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber; obrando así, amontonarás carbones encendidos sobre su cabeza''

Podría entenderse que ''amontonar carbones encendidos sobre su cabeza'' contradiga los preceptos que Jesús dijo alguna vez: ''Ama a tu enemigo'', pero la verdad es que, amontonar carbones no significa dañar a nuestro enemigo ni tampoco significa esperar algún mal, sino que en verdad quiere decir ''arrepentimiento''. Hacemos el bien a nuestro enemigo para que se arrepienta de su conducta soberbia. 

13:5

''Forzosamente debéis estar sometidos''

Es un versículo de lo más simple, siempre y cuando se entienda en el sentido espiritual más que en el carnal. Forzosamente estamos sometidos en este mundo carnal, pero también tenemos la voluntad de abrazar las cosas materiales. En todo caso, estar sometidos a la voluntad de Dios no es nada que signifique un encierro o algo por el estilo, si estamos sometidos a Dios estaremos libres, puesto que si el mal tiene relación con el encierro, el bien tendrá relación con la libertad y el bien es Dios. 

14:1

''Al débil en la fe acogedlo sin emitir juicios''

Por supuesto que esto refiere a los preceptos de Jesús cuando les dice a sus discípulos que deben amar al prójimo tanto como a ellos mismos. 

Conclusión

Hemos recogido los extractos más interesantes de esta carta a los romanos que analiza San Agustín. Por supuesto que es un resumen de los preceptos divinos que Jesús dio a toda la humanidad, y también significa el cambio de una nueva ley que deje de lado la vieja. Nadie puede discutir que estas enseñanzas son las más puras y genuinas en el corazón de un hombre que lo dio todo por su gente. No estará demás pensar para muchos, que Jesús fue bueno en todos los aspectos de su vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada