sábado, 12 de noviembre de 2016

Plotino - Las Enéadas (Libro IV: El alma) (270)

El mundo inteligible es una de las partes más interesantes de la filosofía platónica y de la filosofía plotiniana. Nada puede ser más atrayente que la concepción de un alma inmortal que se quedará con nosotros, incluso si el cuerpo no sobrevive a los grandes acontecimientos. Es en este mundo donde además podemos encontrar a Dios en todo su esplendor, así como también la inteligencia que nos permite concebir el bien. Dejemos el resto de la explicación al gran Plotino sobre el increíble fenómeno del alma.

Definiciones:

(1) Contentivo: que contiene.
(2) Supralunar: los astros que se encuentran más allá de la Luna, de acuerdo con el filósofo Aristóteles.
(3) Sublunar. los astros que se encuentran más abajo de la Luna, de acuerdo con el filósofo Aristóteles.

Referencias:

(1) Quizás esta sea una de las primeras aproximaciones a la descripción de los procesos cognitivos: un impulso nervioso que parte desde el cuerpo y llega al cerebro para informar de la sensación.
(2) Esto pone en riesgo la teoría plotiniana, pues el filósofo realmente cree que el alma es una sola. 

LAS ENÉADAS

ENÉADA IV: EL ALMA

SOBRE LA ESENCIA DEL ALMA

Está más que claro que las almas son provenientes del mundo inteligible. Las almas son completas en el mundo inteligible, pero divididas en el mundo sensible cuando se acercan al cuerpo; en todo caso el alma sería algo así como una porción divina. 

Ahora, si admitimos esto, tendremos que admitir que el alma es divisible (si está en el mundo sensible) e indivisible (si está en el mundo inteligible). ¿Cómo puede ocurrir esto? fácilmente porque el alma es divisible al estar extendida en el cuerpo y es indivisible porque está entera. El cuerpo es el culpable de hacer que el alma este dividida, pues el cuerpo recibe al alma con su propia naturaleza. 

Refutación al alma rectora

Plotino nos dice que todos estamos regidos por una alma, pero en realidad de varias almas aparte de la nuestra. Los estoicos decían que eso no era necesario, pues la misma alma tenía una parte rectora que la gobernaba. 

El hegemonikon (como llamaban los estoicos a la parte rectora del alma) sería la razón misma. Además, esta parte rectora recibe todas las sensaciones del cuerpo a través de una ''transmisión''(1). Por otro lado, esta parte rectora es además un cuerpo, pues para recibir la sensación necesita también ser cuerpo; su lugar era precisamente el corazón. No obstante, ¿cómo percibirán las otras partes si es la rectora la que recibe? Si fuera así, entonces la pierna no recibirá la sensación, puesto que es la parte rectora la que las recibe. 

La solución que propone Plotino es que el alma es la que permite que el cuerpo sienta. Y como ésta está en todas partes del cuerpo, entonces todas las partes del cuerpo sentirán las sensaciones correspondientes en el lugar correspondiente. 



SOBRE LOS PROBLEMAS DEL ALMA


De acuerdo con Plotino todas las almas tienen al conformación de una sola. Esto va contrariamente con el pensamiento estoico que dice que las almas provienen del mismo universo. Ahora, por supuesto, como todo viene de la forma, el alma superior hace la demás producción de almas inferiores (que son cercanas a la materia).

El alma universal es un todo, es decir, no tiene partes, es la conformación de todas las almas, pero sin perder la unidad de la misma. Por ejemplo, el número 10 es una unidad en cuanto a que se tome como un número aislado, y, se puede ver en partes cuando se toma dentro de otro número, pero su unidad en sí no se puede negar.  

Todas las almas son semejantes y enteras, en nada difieren una de la otra. Esto se debe a que las almas no tienen magnitud, así como tampoco tienen cantidad. Ahora, pareciera ser que podemos decir ''una parte del alma total'', pero ¿es realmente así? ¿acaso una parte no es un todo en sí misma? por supuesto que sí. Entonces, el alma no es parte siendo que siempre podrá ser vista como un todo; en todo caso, si el alma se dividiese, entonces tendríamos que todas las partes de nuestro cuerpo tendrían alma (el dedo, la pierna) lo cual sería absurdo. En resumen, las partes serían un todo individual. 

Infinidad del alma

Plotino asegura que el alma tiene una potencia infinita, incluso si se le corta una parte del cuerpo al ser humano, el alma todavía seguirá ahí. 

Sin embargo, ¿Cómo es que el alma infinita se introduce en el cuerpo finito? Para explicar esta entrada Plotino describe dos maneras de hacerlo:


  1. Por reencarnación: cuando un alma está en el cuerpo.
  2. Por desencarnación: cuando un alma deja el cuerpo. 

Para explicarla individualmente, tomemos como punto de partida un alma que ya ha salido de un cuerpo. Simplemente, la decisión de caer en un cuerpo es del alma y esta es la única que puede entrar en él. Ahora, el cuerpo no pertenece al alma ni el alma al cuerpo, pero sí el alma puede comandarlo. 

En fin, la relación del alma con el cuerpo es como una red en el agua; el agua sería el alma mientras que la red el cuerpo. El cuerpo es arrojado al alma y el alma lo recibe, el agua se entrelaza con la red pero no se transforma en red, lo mismo va para la red. 

La inteligencia, que está a un nivel superior que el alma, ve e influye en esta para que el alma haga el bien dentro del mundo que conocemos. Las almas no son enviadas por la inteligencia no tampoco van hacia los cuerpos de forma voluntaria. Podríamos decir que por impulso o por instinto, las almas se dirigen hacias los cuerpos. Es un destino que ellas tienen, no tienen la capacidad de decidir ese destino. La procesión de las almas desde el mundo inteligible hacia el sensible se da no solo pro regiones, sino que también por cuerpos. En efecto, el alma primero pasa por los astros, luego por el cielo y finalmente cae en el plano terrestre. 

Innecesariedad de raciocinio 

La inteligencia no necesitará de raciocinio porque es el raciocinio mismo, por otro lado, quien tenga raciocinio es porque está razonando en potencia y no en acto. Por supuesto, el razonar en potencia no es propio de la inteligencia. 

Por otra parte, el alma no necesita el raciocinio cuando está en el mundo inteligible, aunque si lo tiene de ''reserva'' para cuando tenga que dirigirse al mundo sensible, pues ahí lo necesitará. 

El lugar del alma en el cuerpo

Plotino nos dice que el cuerpo no tiene las partes del alma, y que tampoco tiene el conjunto del alma en el cuerpo. De hecho, el alma no está en el cuerpo como si de un lugar se tratase, ya que es el cuerpo el contentivo(1) y no el alma.

El cuerpo es el que está en el alma y no al revés. Plotino dice que necesariamente, el alma transmite vida al cuerpo; si el alma no está entonces el cuerpo no se movería. Por eso, es el cuerpo el que depende del alma. Por lo tanto, el hombre en su totalidad no sería cuerpo,pero tampoco sería el compuesto de alma y cuerpo sino que finalmente, alma. 

La memoria

¿Dónde ocurre y a que seres la memoria se presenta? Plotino nos asegura que no es cosa de seres impasibles ni intemporales. Por lo tanto, no dios ni la inteligencia y tampoco al alma superior tendrán necesidad de memoria. 

El cuerpo sería la causa de pérdida de memoria ya sea total o parcial. El recuerdo y la memoria es una característica propia del alma y no de las cosas compuestas; estas sólo la empeora. 

Facultad del alma para recordar

Tenemos por seguro que es el alma inferior la que puede recordar y por lo tanto, como la facultad de esta alma es la sensación, entonces este tipo de alma tanto recordará como sentirá las sensaciones. Ahora, podríamos decir que una cosa la hará mejor que otra, y por supuesto es así porque es más fácil sentir las cosas que recordar todo exactamente como fue. 

Además, esta parte donde toma lugar la memoria también toma parte la imaginación. De hecho, recordar es imaginar como diría el mismo Plotino. Ahora tenemos otro concepto ''imaginar'' ¿de dónde proviene la imaginación? esta es la interpretación del intelecto. El intelecto está ahí, quieto, impasible, y es la imaginación la que hace que este pueda ser visible (sin afectarlo obviamente). 

Como tenemos dos almas (superior e inferior) también habrá dos memorias. La del alma superior recordará las cosas que son más dignas, mientras que la inferior recordará las cosas que le produjeron emoción y también recordará las cosas normales (el nombre de los padres, el nombre de la ciudad, etc.). 

La mente también tiene una especie de automatización donde la memoria no necesita registrar cada paso que un hombre da. Es decir, una vez aprendida una actividad no es necesario recordar todos los pasos a seguir.  

La naturaleza en la procesión

En el libro anterior Plotino consideraba la naturaleza como algo que estaba más relacionado con la acción que con la razón. Los estoicos la consideraban la más sabia de toda las cosas del mundo, pero según Plotino esto no sería así. En efecto, la naturaleza sólo reproduce lo que le es posible reproducir, pero eso no significa que sea sabia. 

Placer y dolor

El placer y el dolor es otro tema que desarrolla Plotino en este apartado de los problemas. Estos se dan en el cuerpo que está ''colgado'' de nosotros porque nosotros seríamos almas y no cuerponi tampoco el compuesto de cuerpo y alma. 

El cuerpo es el que toma el placer y el dolor, pues son propios de él y no del alma. Estos dos conceptos representan movimiento continuo y no impasibilidad como sí lo representa el alma. 

¿Cómo ocurre el efecto del dolor y el placer? Plotino nos lo describe de la siguiente manera: cuando el alma quiere acercarse a las cosas relativas al cuerpo, ésta experimenta dolor y cuando se aleja experimenta placer. Obviamente, ésta no es el alma suprema, sino más bien al inferior. Por ejemplo, cuando el cuerpo se hace una cortada, este sufre pero el alma no, el alma solo percibe el dolor de la cortada, pero no es afectada por la misma. ¿Quién existió primero? ¿el cuerpo o la naturaleza? Plotino nos dice que es la naturaleza la que crea, pues es la primera que reproduce. El cuerpo produce una vez que está consumado. 

¿Que pasa por otro lado con los seres que no son animales per se (astros y planetas)? Si experimentan dolor y placer, entonces tendrían que tener sensaciones ¿tendrán sensaciones? La respuesta es que sí, puesto que estos también tienen alma que les ayudarán a percibir las sensaciones. 

Otra pregunta relevante es si los astros pueden influir en la vida humana. Primero, los astros se afectan entre ellos debido a su sequedad, frialdad y calentura;también, estos pueden influir en el mundo supralunar(2) como también en el sublunar(3). Sin embargo, no podemos decir que los astros influyen en los seres humanos, pues entonces ellos serían lso responsables de que existan los asesinos, los ladrones y los deshonestos.



SOBRE LA VISIÓN Y LA AUDICIÓN


Visión

Los sentidos sólo pueden darse a través de los órganos o en otras palabras, a través de los cuerpos. 

Siguiendo la lógica aristotélica, los cuerpos que sean más livianos o menos densos permitirán la visión, mientras los más pesados la obstruyen. No obstante ¿quién sufre la afección de ver un color? ¿el ojo? El ojo, que sería el órgano, estaría en medio del color de un objeto y de la visión. Si quisiéramos poner un orden tendríamos que hacerlo de la siguiente manera:

Visión - Ojo - color

Plotino postula una teoría muy innovadora llamada ''semejanza'', es decir, las cosas que son semejantes se afectan entre sí, mientras la diferente queda sin efecto alguno.  Por lo tanto, el ojo no sería afectado por el color, sino más bien la visión.

Ahora, existen dos tipos de luces: la luz del propio ojo y la luz del exterior. Muchas filosofías anteriores a Plotino dicen que entre estos dos tipos de luces hay un cuerpo intermedio que los conecta: el aire. Sin embargo, Plotino nos dice que no hay ningún cuerpo intermedio, nada impide que la luz del ojo se encuentre con la luz del exterior. Esto se debe a que son las luces del ojo y de la luz se dan por semejanza.

Audición

Se creía en la antigüedad que era el aire el que transmitía el sonido de las cosas hacia nuestros oídos. Sin embargo, Plotino nos dice que el sonido no es percibido pro el aire, sino más bien que es producido por el choque de dos cuerpos. Esto es claro cuando se pone el ejemplo en los animales cuando los huesos suenan dentro del cuerpo, siendo que en el cuerpo no hay aire. 


SOBRE LA PERCEPCIÓN Y LA MEMORIA

Percepción

Los antiguos estoicos decían que el alma se hacía ''improntas'' de los objetos que percibía. No obstante, Plotino nos dice que esto no es posible, pues si fuera así entonces el alma no podría tener una impronta del cielo al ser este tan grande; es decir, solamente tendría improntas superficiales y aparentes. 

El alma es la que ve y tiene una correcta percepción de las cosas; de otra manera, no podríamos concebir nada. Por otro lado, la percepción de los objetos no es una actividad pasiva, sino más bien activa. 

Memoria

Mientras más miramos un objeto más lo recordaremos, al igual que los niños quienes nunca quieren que se les escape los objetos a la vista; por eso ellos tienen más memoria. 

Si la memoria consistiera de improntas, entonces todos podríamos recordar todo absolutamente. Sólo bastaría buscar en el alma las improntas que ya se recogieron; sin embargo, esto no ocurre. Ahora, si la memoria consiste en la retención de imágenes ¿cómo es posible que no posea improntas? No es que sean improntas, sino más bien son percepciones en potencia, es decir, no se recuerdan del todo o se recuerda una parte. Por cuanto más pongamos atención a los objetos, mejor recuerdos tendremos de ellos; no es que tengamos improntas. 



SOBRE LA NATURALEZA DEL ALMA

Habíamos dicho que el alma es inmortal y que el hombre es el alma misma. Sin embargo, no podemos dejar de lado el cuerpo, pues este es temporal y en algún momento perece. Por más que el cuerpo sea un instrumento, este colabora con las actividades del ser humano.

Cuando se habla de crecimiento, Aristóteles nos planteaba un problema pues ¿cómo será posible que el alma crezca a medida que crece el cuerpo? Esto representa un problema porque algo que es inmortal no podría depender del crecimiento del cuerpo porque lo inmortal no depende de nada. Plotino nos dice que es el alma la que utiliza al cuerpo como instrumento y lo hace crecer a su antojo.  

Otro tema concerniente a la naturaleza del alma es la capacidad de intelección. Plotino nos decía que el alma puede percibir las sensibilidades del cuerpo, más el cuerpo no es el que alcanza la intelección. Eso se da por la teoría de la semejanza planteada por Plotino, sólo el alma capta la intelección así como el cuerpo lo sensible. 

El alma no está armonizada con el cuerpo como lo postulaban los pitagóricos, si fuera así, entonces el alma ya no mandaría sobre el cuerpo porque para hacer una armonía los dos conceptos tendrían que estar al mismo nivel. 


SOBRE SI TODAS LAS ALMAS SON UNA SOLA

Es difícil comprender que el alma sea una sola; en efecto, eso quiere decir que si yo siento una afección, entonces otra persona que también tiene esa alma (pues todos tenemos la misma) debería sentir lo mismo que yo en ese mismo tiempo. Veamos qué luces nos da Plotino sobre esto. 

Sin embargo, las almas tiene un cuerpo propio y por eso un cuerpo no podría sentir lo que otro siente(2). Además, deberíamos decir que el alma inferior es la que siente las cosas del cuerpo y no el alma superior. Cuando el alma entra en contacto con el cuerpo, entonces esta se vuelve divisible, pero cuando entra en contacto con lo inteligible es indivisible. 


CONCLUSIÓN

Una estructura teoría sobre el alma plotiniana del que no podríamos ver más clara en cualquiera de sus libros. Podemos ver como en numerosas ocasiones Plotino se sujeta de las teorías de Aristóteles, sobre todo cuando se trata de las características del alma, más que de sus formas (pues las características son de Platón). Es claro también que este libro tiene una fuerte crítica a la filosofía del alma por parte de los estoicos, la cual en mi opinión la considero válida. Finalmente, me pareció que este libro fue menos filosófico y más esotérico. Espero que puedan darme su opinión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada