miércoles, 26 de octubre de 2016

Plotino - Las Enéadas (Libro II: El movimiento y la materia) (270)

Por supuesto, Plotino no sólo hablaba de filosofía y se ponía a discutir las cuestiones platónicas. La investigación sobre los astros no era una cuestión que estuviera alejada de la mente de Plotino, todo lo contrario. De hecho, si lo pensamos bien, ni con Platón ni con Aristóteles ni con Séneca ni Ptolomeo, los astros se han visto ignorados ¿y cómo podrían ser ignorados? su belleza y sus movimientos nos seducen y nos llevan a plantearnos muchas preguntas sobre ellos. Veamos qué nos dice el filósofo neoplatónico sobre estos fenómenos. 

Referencias:

(1) Por todas sus limitaciones, el cuerpo siempre cambia mientras que el alma no. 
(2) Si recordamos el Timeo de Platón veremos que el demiurgo estaba encargado de distribuir las almas en la tierra, mientras la naturaleza ya estaba construida. 
(3) Se recomienda leer el tercer libro de la Física de Aristóteles para entender la potencia y el acto. 
(4) Los gnósticos tenían una especie de filosofía cristiana, esta tierra nueva seguramente se refiere al cielo cristiano. 

LAS ENÉADAS

ENÉADA II: EL MOVIMIENTO Y LA MATERIA

SOBRE EL CIELO


Antes de saber sobre la esencia del cielo, para Plotino es preciso hacer algunas aclaraciones en cuanto a la materia y la forma. Para el filósofo, los astros en general pueden perecer, pero los que le quedará para siempre será la forma (el alma). Lo mismo ocurrirá tanto para los animales como para los hombres, estos perecerán pero sus almas quedarán. 

El problema es el siguiente. Si los astros permanecen imperturbables e invariables ¿cómo es que pueden ser cuerpos(1)? Por ejemplo, la luna siempre es la misma sin alterar su materialidad. Si el cuerpo de los astros es indestructible ¿para que existirá alma dentro de ellas? Plotino apuesta por la teoría de Aristóteles de que los cuerpos de los astros están hechos de una materia más duradera. 

¿Qué tipo de materia es esta? una materia creada por Dios ¿qué pasa con la materia que es atributo de los animales? esa materia está hecha por el demiurgo(2). Por lo tanto, podríamos decir que nuestra materia es inferior a la materia de los astros. 

Así deberíamos decir que el cielo y los astros están compuestos de una materia inmortal hecha por dios. 


SOBRE EL MOVIMIENTO DEL CIELO

El movimiento del cielo es circular porque en realidad la circularidad es perfecta. Además, el cielo tiene que girar alrededor de su centro como es la tierra. 

Movimiento circular de las almas
  
Podríamos decir de alguna manera, que en las hipóstasis que fueron mencionadas en el libro anterior, el Uno sería el centro de todas las cosas. El alma rodearía al Uno, pero nunca podría alcanzarlo, puesto que está en una hipóstasis de baja categoría (la inteligencia también se movería alrededor del Uno.

 SOBRE LA FLUIDEZ DE LOS ASTROS

¿Tendrán voluntad propia los astros para dirigir nuestro futuro? Plotino en este apartado quiere distinguir bien la diferencia entre astronomía y astrología. 

Para Plotino, el estudio de la astrología es vano e incorrecto porque en efecto, no porque un astro se encuentre en tal posición del cielo va a afectarnos o a hacer algo. 

De hecho, si fuera así, entonces los signos del zodíaco que no están en simpatía con el día (por pertenecer a un planeta en específico), estarían en simpatía de noche ese mismo día, pero con otras personas de otra parte (quizás en otro hemisferio). Por lo tanto, ese mismo astro tendrá que producir efectos contrarios. 

¿Cómo es que el zodíaco puede predecir algunas con orden y exactitud (entre muchas otras)? En realidad, no son los planetas o el zodíaco el que predice todas estas conductas, sino más bien son los seres humanos. Bastará con observar a un hombre y tener un registro de su comportamiento según ciertas condiciones, sin tener esto necesariamente que ver con el zodíaco. El hombre fue quien le puso comportamiento al zodíaco y no al revés. 


SOBRE LA MATERIA

Plotino no se convence de ninguna de las teorías planteadas por los aristotélicos (materia como sustrato) ni por la de los estoicos (no tiene cualidades). La conceptualización de Plotino es muy variada, así como también son variadas las cosas del alma.

Sabemos por una parte que el alma tiene una propiedad racional e irracional y que de estas derivan un alma superior, y otra de un alma inferior. 



Es necesario entender que Plotino sí acepta la teoría de que la materia no puede ser concebida sin la forma. La materia no se puede denostar del todo, pues es esta la que nos da la propiedad de los cuerpos. 

De manera metafórica, Plotino nos dice que el alma es la que da luz a la materia que está oscura y opaca. La materia es el receptáculo que recibe a los cuerpos y por eso ésta tiene magnitud. 

Materia y corporalidad

Plotino distingue entre materia y corporalidad, pues no son la misma cosa. La corporalidad está dentro de la materia, pero no es la misma en sí. ¿En que consiste esta diferencia? en que el cuerpo es determinado y la materia es indeterminada.

Materia: infinita e indeterminada
Cuerpo: finito y determinado

En efecto, el cuerpo tiene magnitud y cualidad porque son los mismos límites los que le dan estas características, mientras que la materia no tiene magnitud

Sin embargo, ¿cómo es posible que la materia y el Uno sea infinito? recordemos que la materia es una copia de todo lo demás. Por lo tanto, la materia es una copia de la infinitud del Uno.



SOBRE LA POTENCIA Y EL ACTO

No, nos estamos confundiendo. La potencia y el acto serán entendidos aquí como términos estrictamente aristotélicos(3)

Con Aristóteles entendíamos que los seres sensibles (los cuerpos) están sometidos a la potencia, ahora, según los términos plotinianos ¿se encontrará la potencia en lo inteligible? La respuesta es NO ¿Por qué? porque en lo inteligible no existe el tiempo, y la potencia para ser potencia necesita tiempo. 

Tomemos un ejemplo de Aristóteles: la estatua de bronce. 

Bronce: potencia (materia)
Estatua: acto (forma)

El bronce solo siempre será potencia de la estatua, pero cuando la estatua está hecha, entonces tendríamos que decir que tenemos una estatua en acto porque la forma de la estatua junto con el bronce hacen que ella esté en acto. 

Ahora, este acto no es meramente un acto y ya, pues no olvidemos que la estatua aún tiene su potencia (bronce). A este acto lo llamaremos ''acto-actividad'', pues se sigue sosteniendo como sustrato de la estatua, pero en el ejemplo de que el aire pasa a ser fuego, entonces tenemos un ''acto-forma''. ¿Por qué? por que el acto que es el aire, pasa a ser otro acto que es el fuego (el fuego y el aire no son lo mismo). 

¿Pero qué pasa con esa materia ''inteligible'' que es la materia que tenían los astros? Pues justamente es otro tipo de materia, pero no tiene nada que ver con la forma. Si fuera así, entonces tendríamos que decir que la inteligencia es la forma del alma, lo cual es incorrecto porque el alma no es totalmente inteligente.



SOBRE LA SUSTANCIA O LA CUALIDAD

Este es otro concepto aristotélico que Plotino quiere desarrollar en esta parte. La sustancia tendría que ser inteligible, pues los accidentes son los atributos de la sustancia; sin embargo, ¿podemos hablar de sustancias inteligibles y sustancias sensibles? es común pensar que tienen diferencias, pues las sustancias inteligibles siempre están en acto y las sensibles en potencia. Pero si las inteligibles tienen accidentes ¿en qué se diferencian de las sensibles?

Las sustancias tienen características que son sus accidentes, ahora, según Plotino, no todos las cualidades son accidentes. Por ejemplo, que un hombre sea blanco, ese color no será accidente de él; al contrario será sustancia porque es propio de su raza. Ahora, podemos comprender la cualidad de dos formas; accesoria y sustancial. Cuando la cualidad es accesoria es puramente cualidad, pero cuando esta cualidad es inmanente al sujeto, entonces es sustancia. 

SOBRE LA COMPENETRACIÓN TOTAL

En la antigüedad, las opiniones entre estoicos y peripatéticos estaban divididas por la teoría de la compenetración de los cuerpos; es decir, si dos cuerpos cuando se unen quedan separados (peripatéticos) o se juntan y forman uno solo (estoicos). 

¿Qué diremos de un cuerpo que esté empapado de agua? si un papiro se moja, ¿diremos que el agua no se compenetra en el papiro? Para los peripatéticos el papiro no se debería mojar, pues las propiedades materiales del papiro no son las mismas que las del agua. Los estoicos por su parte dicen que los cuerpos se van cortando hasta el infinito, lo que Plotino considera ridículo (si fuera así, entonces no quedaría nada de los cuerpos.

Plotino pone fin a estas discusiones entre peripatéticos y estoicos, diciendo que la compenetración se hace entre las cualidades y no entre la materia. 


SOBRE LA VISIÓN

Es cierto que hay veces en que las cosas nos parecen más pequeñas y otras más grandes. Esto se debe a que cuando vemos una cosa a lo lejos, la luz se contrae a la medida del tamaño de la pupila. También puede ser porque a medida que nos vamos acercando, vamos descubriendo cada punto de magnitud en la materia. 

En todo caso, lo primero que podemos reconocer al ver una cosa es su forma y luego, accidentalmente, su magnitud. De hecho, en el sonido pasa lo mismo, la forma es lo primero que llega, y el volumen de este es accidental. 

La magnitud se da al mismo tiempo que se da el color. Vamos descubriendo que primeramente, el color es desvaído y luego captamos la magnitud. Sin embargo, la vista puede engañarnos ¿cuándo? cuando dos objetos tienen las mismas características pero están en diferente posición. Este fenómeno nos hace pensar que los objetos son diferente, pero en el fondo no lo son. Esto se debe a que la vista no puede distinguir la totalidad de cada parte (parte por parte) de los objetos vistos. Por lo tanto, la vista no nos engañará cuando los objetos sean diferentes. 


Este es el típico ejemplo de los círculos que pareciera que son diferentes pero que en realidad no lo son. 


CONTRA LOS GNÓSTICOS

Ha quedado claro en el libro anterior que las tres fases de realidad en el sistema de Plotino son inamovibles a excepción del alma, que puede estar más cerca al uno o a la materia. 

La caída del alma

Bien es conocida la historia del mundo de las ideas donde hay un alma que cae a la tierra olvidándose de toda su vida pasada. Los gnósticos argumentan que la creación de la materia se debe a una caída del alma, pero esto no es cierto (que sea por una caída). 

La verdad es que la caída del alma se debe a una inclinación de esta a vivir en el mundo de los mortales ¿Por qué si en el mundo inteligible estará mejor? porque en el mundo inteligible no podrá crear, pues ¿para qué necesita creaciones el mundo inteligible? más lo necesita el sensible. 

Creación del cosmos

Justamente eran los gnósticos los que creían que el cosmos se hizo de mala manera, ya que en el mundo existe mucho mal. Esta opinión es refutada diciendo que el cosmos no representa la verdadera imagen de su creador, el cosmos es sólo una imagen del mundo inteligible, pero no el mundo inteligible. 

Los gnósticos rechazan las características terrenales, diciendo que cuando mueran los estará esperando una ''tierra nueva'' donde no sufrirán(4). Ahora, ¿qué necesidad tiene el dios de los gnósticos de tener una ''nueva tierra'', siendo que ya tienen el mundo inteligible? No hay ninguna necesidad para una nueva tierra. 

Desprecio a la tierra

Otra cosa que critican los gnósticos (en ese tiempo) era el origen del universo, es decir, si fue creado, o si en realidad nunca tuvo comienzo. Ellos creen que si el demiurgo hizo este mundo, entonces el demiurgo tuvo que cambiar de forma para crearlo. Para Plotino, este demiurgo no es nada más ni nada menos que la inteligencia (segunda hipóstasis), pero recordemos que nada puede modificar la inteligencia porque es todo bien. 

La crítica hacia la tierra es una constante entre los gnósticos, pero Plotino los refuta diciendo que, si bien es una imagen del mundo perfecto, la tierra nos da todo para quererla y para escapar de ella cuando sea necesario (suicidio). 

Por otro lado, está bien, en este mundo existe pobreza y delincuencia entre los ciudadanos. No obstante, nadie te está forzando a ser ciudadano de este mundo. Para Plotino, al igual que para los estoicos, el suicidio es una opción si la vida se vuelve insoportable. Si uno quiere que las cosas sean mejores, entonces bastará ser bueno en cada ocasión, la vida nos da la oportunidad de ser buenos. 

El problema del mal

Ya habíamos visto que la materia era infinita y que no pertenecía al mundo inteligible. Es necesario agregar que si la materia es infinita, entonces el mal también, sin embargo, ¿de dónde proviene el mal? proviene de la falta de bien. Entonces, en cada decrecimiento del alma estará presente el mal; por ejemplo, el alma es mala cuando falta de inteligencia. 


Conclusión

Este libro servirá para refutar algunas teorías planteadas por otras escuelas filosóficas, así como también filosofías venideras. Aquí con Plotino podremos evidenciar una buena dosis de cristianismo, sobre todo cuando hablamos de que el mal es ''falta de bien''. No obstante, hay algunas cosas que no cuadran totalmente con la teoría cristiana cuando Plotino habla sobre un mundo inteligible que no es una ''nueva tierra'', como diría en el Apocalipsis. Una vez más Plotino refuerza la poderosa teoría del Uno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada