domingo, 16 de octubre de 2016

Adriano - Vida y obra (76 d.C. - 138 d.C.).

Una época de progresos y victorias para el imperio romano porque el territorio se extendió aún más. Sobre todo, en los límites de Britannia donde habían muchas rebeldías por parte de los escoces y otras tribus beligerantes. No podemos olvidar de mencionar la existencia del gran astrónomo de la antigüedad Claudio Ptolomeo. Adriano es un personaje querido en el imperio romano porque,por una parte, pertenecía a una de las familias más ricas y por otra por su gusto por las cosas artísticas. Siempre será recordado por el muro que dejó en Britannia, que quedará para siempre en la posteridad. 

ADRIANO

Datos generales

Nombre original: Publio Elio Adriano.
Nombre imperial: Imperator Caesar Divi Traiani Filius Traianus Hadrianus Augustus.
Nombre de deificación: Divus Hadrianus.

Dinastía: Ulpio-Aelia

Infancia y juventud

Nació en Itálica el año 75 d. C., quien era sobrino del emperador Trajano y su sucesor. 

Antecedentes familiares

Su familia vino del sur de España, aunque sus padres no fueron del todo españoles. Sus antepasados dejaron Italia para irse a España 250 años antes de que él naciera. Sus estudios fueron realizados en el período más cosmopolita de Roma. 

Familia

Su padre era Publio Aelio Adriano (más conocido como Afer) quien fue un gran senador. Cuando Afer murió el año 85 d. C., Adriano fue dejado al cuidado de dos hombres: Trajano (su tío y luego emperador) y Publio Acilio Atiano (quien sería prefecto del emperador Adriano). Su madre fue Domicia Paulina quien venía de la localidad de Cádiz; era una distinguida hija de una familia senatorial en Roma. 

La única hermana que tuvo fue Aelia Domitia Paulina casada con el triple cónsul Lucio Julio Ursus Servanios. 

Educación 

Su formación fue en la filosofía griega y también recibió instrucción militar, donde descubrió su pasión por la caza que la tendrá por el resto de su vida. Fue escolarizado en las materias que eran pertinentes sólo a los aristócratas de su tiempo. Se interesó mucho por la literatura griega. De hecho, muchos de sus amigos lo llamaban ''el grieguito''. 

Otra influencia poderosa la sacó de su maestro Q. Terencio quien era un destacado gramático. 

Ascenso al poder

Cuando trajano era cónsul en el año 91, Adriano empezó a seguir la carrera tradicional de senador romano. Se convirtió en tribuno militar a cargo de tres legiones romanos. Cerca del año 95 sirvió con la segunda legión de Adiutrix en al provincia de la alta Moesia, luego se trasladó a la baja Moesia. 

Hacia el año 97 Adriano fue escogido para ir al Oeste de la Galia a transmitir sus felicitaciones a Trajano, a quien el rey Nerva había acabado de adoptarlo para luego nombrarlo el sucesor. Su cuñado Servanio intentó infructuosamente detenerlo de ser el primero quien avisara a Trajano sobre la muerte de Nerva (seguramente para adelantarse). De ahí que Servanio tuviera una fuerte molestia con Adriano. 

Imperio de Trajano

El hombre clave para Trajano era Lucio Licinio Sura, quien era la mano derecha de Trajano, un influyente senador romano. Su esposa Plotina parecía ser muy cercana a Sura, así como también algunos partidistas de Adriano. 

Adriano tenía el favor de la esposa de Trajano, por lo que Servanio no podía hacer nada. Más tarde, Adriano se casó con la sobrina nieta del emperador llamada Vibia Sabina en el año 100. 

En 101 Adriano se convirtió en cuestor y en el año 102 sirvió como acompañante del emperador en la guerra de Dacia. En el año 107, Sura había mantenido el puesto de senador tres veces, pero al año siguiente muere justo cuando Adriano consigue el consulado. 

En el año 111 conoce al filósofo estoico Epicteto en Grecia, quienes fueron grandes amigos a partir de ese momento. Al año siguiente aceptó ser arconte honorífico por amor a la cultura griega, que desde hace tiempo había adquirido. Por si fuera poco, Adriano adquirió la ciudadanía ateniense. 

Luego, en el año 117 cuando Trajano fue a combatir a la guerra contra los partos, Adriano estuvo a cargo de un ejército en Siria. El 9 de Agosto de ese mismo año, plotina ayudó a Adriano a hacerse con el poder y ya a la muerte de Trajano el día 11 del mismo mes, Adriano se vuelve emperador. 

Ciertamente, Trajano nunca lo nombró emperador. Fue una especulación de la propia Plotina y de Adriano de que él sería el sucesor, pero la verdad eso nunca se supo. 

Imperio de Adriano

Lo primero que hizo Adriano fue que el Senado le rindiera honores a su padre adoptivo: Trajano. También proclamó la confianza del ejército para ser el próximo emperador. Trató de deshacerse de todos los que sospechosamente codiciaban el trono imperial, y se deshizo de Lucio Quieto quien había sido nombrado jefe y cónsul de Judea.  

Como Adriano estaba en Siria y tenía que volver a Italia, Acilio Atino se encargó de dirigir los asuntos de Roma a causa de que el era el guardia pretoriano. El guardia pretoriano ordenó la ejecución de cuatro senadores con rango consular que amenazaban la autoridad de Adriano. No obstante, Adriano no estaba contento con esta medida porque decía que Acilio había actuado por iniciativa propia; por lo tanto, Adriano cambió a Acilio por el distinguido prefecto Marcio Turbo. La llegada de Adriano fue agradecida por el pueblo romano, pues abolió las deudas del Estado. 

Viaje por las provincias

Cuando llegó a Roma en 121 d.C., Adriano hizo un viaje por el imperio examinando las fronteras de cada territorio ganado. Se dirigió a Galia, Germania y de allí a Britannia específicamente en el año 122.

Luego de estar en Britania, Adriano se movió a España y pasó el invierno en Tarraco (actual Terracota). Aprovechó en ese momento de aplacar una rebelión en Mauritania (actual Marruecos). Luego viajó a Asia menor y también hacia el Egeo a través de los Balcanes. Resolvió algunos problemas con los partos y visitó el noroeste del Asia menor. Regresó a la costa oeste el año 124 donde navegó a Atenas y finalmente alcanzó Roma nuevamente en el año 125. 

Obviamente, estos viajes tenían su justificación administrativa, pues en todas esas provincias que viajó hubo muchas rebeliones. El aire que existía en el imperio era parecido a la pax augusta del primer emperador Augusto. 

En el año 128, luego de una visita al norte de África, Adriano fue a Atenas y desde allí navegó al Asia menor pasando por Siria, Arabia, Egipto, regresando a Roma en el año 134; no obstante, nuevamente tuvo que viajar para aplacar una revuelta en Judea. Este sería el último viaje de Adriano. 

Conflicto con los judíos

La última rebelión causada en Judea en el año 134 fue liderada por Bar Kochba. Esto representaría la Segunda Guerra Judeo-Romana la cual fue gatillada por el intento de Adriano de helenizar a los judíos. 

Recordemos que la Primera Guerra Judeo-Romana se realizó en el año 66-70 d.C., a causa de una disputa legal por parte de los griegos. 

Otro hecho que gatilló la segunda revuelta judía, fue la actitud que Adriano tenía hacia la cultura judía, pues decía que la mutilación física en el ser humano era aborrecible. Así, Adriano decretó que la circuncisión no sólo era un crimen sino que un asesinato, suspendió y censuró la circuncisión. 

Adriano estaba en Atenas específicamente en el año 134, lo que hacía imaginar que no quería acercarse para nada a los judíos. Desconfiaba muchísimo de llegar a un acuerdo personalmente y se quedó en Atenas el verano del mismo año. Sexto Julio Severo se quedó a cargo del problema. 

Pasando el tiempo, a la llegada de Adriano a Roma la revuelta ya había acabado. No hubo ningún castigo (o por lo menos no está registrado) hacia los judíos. 


Últimos años

Sucesión

El mismo año 134, Adriano tuvo que enfrentar la discusión de la sucesión. Sus rivales Julio Servanio y Pedanio Fusco (nieto del primero) estaban a la mira de la muerte de Adriano para disputarse el trono. Sin embargo, en el año 136 Adriano eliminó a estos dos debido a que quería que la sucesión se hiciera a su manera, y no a la de estos dos. 

Antes de morir, las últimas palabras de Servanio fueron estas:


''Sabéis muy bien, dioses, que no he hecho nada malo. En cuanto a Adriano solo pido esto: que ansíe la muerte y no pueda morir''.

Adriano tenía como candidato a Lucio Ceionio Commodo que tenía en ese momento 36 años. No obstante, la vida de este último hizo que el reinado fuera desastroso, pero afortunadamente para Adriano, Commodo murió dos años después lo que obligó a Adriano a escoger nuevamente un sucesor. A este problema, Adriano propuso a Anio Vero (quien más tarde sería conocido como el emperador Marco Aurelio). 

Pasando el tiempo, algo inesperado pasó. El distinguido senador Antonino fue adoptado por Adriano y el imperio pasó a manos de este hombre. Sin embargo, para ser emperador tenía que cumplir con un requisito; adoptar a el jóven Vero quien era hijo del difunto Ceionio. 


Legado

La villa de Adriano 

Esta villa fue construida por el emperador desde el año 125 hasta el 134 en Tibur (actual Tívoli) cerca de Roma (dos horas a caballo). Esta villa fue proclamada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, además de ser una de las estructuras arquitectónicas más elegantes del mundo romano. 

EN realidad, la villa representa todos los recuerdos de Adriano de todos los lugares por los que anduvo. En particular, la villa fue creada con un estilo oriental que le recordaba justamente a esos lugares. 

Tesalia
Stoa Pecile
Pritaneo
Academia de Atenas
Serapeo
Canopo 
Delta del Nilo
Alejandría 

Cubre aproximadamente 7 millas cuadradas (18 kilómetros cuadrados). Tenía la apariencia de un jardín imperial más que una villa tradicional romana. Sus edificios siguen el orden natural del piso sin alterarlo. La villa incluye baños, librerías, esculturas, teatros,  comedores y pabellones al aire libre (alfresco). También sirvió de alojamiento para los pretorianos y para los siervos. 

Lo más fascinante de la villa, incluso hasta el día de hoy es el gran Teatro Marítimo, que tiene una forma circular /un diámetro de 43 metros) con un pabellón  en el centro rodeado de pequeños puentes, todo por supuesto cubierto de un gran carácter helenístico. 

Durante el reinado del emperador, éste gobernó todos los asuntos públicos de Roma desde allí. No se sabe si vivió ahí con su esposa, pues su relación era bien distante, probablemente debido a la supuesta ambigüedad sexual del emperador. 

Lamentablemente, cuando el imperio romano fue abolido la villa cayó en desuso y fue parcialmente arruinada. 

El muro de Adriano

Una barrera defensiva que Adriano mandó a construir el año 122 al norte de la provincia de Britannia. Se extendía por 117 kilómetros desde el golfo de Solway hasta el estuario del río Tyne, y se encontraba a 1500 kilómetros de Roma. El gobernador Aulio Platorius Nepos dirigió la construcción del muro que fue completada en el año 136. 

Adriano sabía que el muro costaría muchos recursos económicos al imperio, sobre todo si se piensa en mantenerlo. Por lo tanto, el muro no se construyó con fines de conquista (a pesar de tener soldados y armas por todos lados), sino más bien con fines de mantener lo que ya habían ganado.

En el imperio romano, los soldados que estaban inactivos solían hacer mal uso de su tiempo en apuestas y juegos. Para contrarrestar esto, Adriano les ordenó construir dicho muro. 

Especificaciones:

Grosor: 2,4 - 3 m
Altura: 30 pies (9 metros) 
Fuertes: 14 principales
Fortines: 80
Profundidad de los fosos: 10m 
Se necesitaron entre 15 y 20 mil hombres para construirla.

Los fortines estaban ubicados a cada kilómetro del muro y en cada kilómetro había una pequeño castillo que albergaba 60 tropas. Entre estos castillos existían dos torres de vigilancia y también los llamados ''fuertes'' que cubrían 325 hectáreas que incluían hospitales, capillas, templos y barracas. 

A pesar de tener una serie de zanjas de 6 metros de profundidad y teniendo de 8 a 10 pies de espesor, el muro fue destruido en dos ocasiones por las tribus del norte (Escocia). específicamente en los años 197 y 296 y nuevamente en 367 y 368. Oficialmente, el muro fue evacuado en el año 383 y hasta el día de hoy existen sus restos en Gran Bretaña. 

Cuando los escoceses lograban pasar el muro, su sorpresa era mayor cuando tenían que sobrepasar los grandes fosos que estaban a continuación del muro. Algunos lugares del muro (una vez sobrepasado) estaban posicionados justo antes de un acantilado, lo que lo hacía más difícil atravesarlo. 


Muerte

Adriano murió en el año 138 que fue el mismo año que arregló todo el asunto de la sucesión. Murió en su villa llamada Baya de la misma manera en que Servanio había dicho que moriría; es decir, una muerte lenta y dolorosa. Antes de morir, Adriano escribió lo duro que era buscar la muerte sin poder encontrarla en un dolor agonizante. 

Pequeña alma, blanda, errante, 
huésped y amiga del cuerpo 
¿dónde morarás ahora 
pálida, rígida, desnuda 
incapaz de jugar como antes?


Así vemos que el emperador Adriano siempre fue alguien dedicado a la poesía y a las artes.

Personalidad


Adriano era un adepto a la astrología así como todo buen ciudadano romano. Tenía un gusto muy vivo por el pasado, de aquí que le gustara mucho la cultura griega. Fue uno de los pocos emperadores que se dejó crecer la barba, aunque solo fue para ocultar las cicatrices de la cara.

Era muy aficionado a las cosas artísticas, incluso a la poesía y a la pintura, como también era muy disciplinado en términos militares porque, en efecto, desde muy niño fue instruido en las cosas militares. 

Conclusión

Es justo recordar a Adriano tal cual como se recuerda a Augusto. Fue un emperador muy disciplinado y compasivo (por lo menos en sus años temprano) con sus enemigos. Fueron años de cultura y de tranquilidad para el imperio romano, aunque también de luchas que se pudieron sofocar limpia y tranquilamente. Por supuesto, los partos y los judíos seguirán rebelándose contra el imperio hasta lograr que sus voces sean escuchadas. Adriano no fue el único que tuvo que enfrentar todas estas dificultades, más tarde veremos a otros que heredarán todas estas cosas. 

Un chiste: estaba Adriano en las ''democráticas'' elecciones de emperadores contra su enemigo y cuñado Servanio. Cuando a Adriano se le preguntó que haría él por el Imperio, este dijo:

''Construiremos un muro y haremos que Escocia lo pague''

(En alusión a lo dicho por Donald Trump cuando dijo ''mejoraremos el muro de México y haremos que México lo pague'').

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada