lunes, 29 de febrero de 2016

Marco Tulio Cicerón - Pro Rabirio Perduellionis Reo (Defensa de Gayo Rabirio, acusado de alta traición) (63 a. C.).

Tenemos en este discurso la defensa de uno de los senadores más importantes de Roma: Gayo Rabirio. Si bien es una importante figura, este senador está involucrado en la muerte de un tribuno de la plebe: Lucio Apuleyo Saturnino. Tito Labieno condenó junto con algunos senadores partidarios de Julio César a Rabirio por participar en la muerte de dicho senador. Este delito se consideraba en roma como delito de alta traición, una acusación gravísima para un ciudadano. Se necesitaría mucha ayuda de un abogado experto y convincente para librar a un ciudadano acusado de este tipo de delito, y Marco Tulio Cicerón será el indicado. Veamos la segunda defensa del orador convertido recientemente en consul.

Referencias:

(1) Poco y nada se sabe de este personaje nombrado por Cicerón. Sólo que logró defender con éxito a Rabirio. 
(2) En realidad, este no fue un juicio formal. Se defendió a Rabirio como persona encausada. 


Pro Rabirio 
Perduellionis Reo 
Defensa de Gayo Rabirio, acusado de alta traición


Contexto

Aproximadamente en el año 100 a. C. surgieron numerosos intentos de revolución por parte de los rebeldes en la República Romana. En uno de esos acontecimientos, Tito Labieno acusa a Gayo Rabirio de asesinar al senador Lucio Apuleyo Saturnino, aprovechándose de los momentos de rebeldía. 

Saturnino muere en circunstancias poco claras, ya que en una revolución se encerró con los campesinos en el Capitolio. Rabirio forma parte de la rebelión en contra del senador, pero no se sabe claramente si fue efectivamente él el que lo mató. 

Defensa

Cicerón comienza su defensa diciendo que no es necesario entregar los motivos de por qué defiende a Gayo, ya que siempre ha sido amigo de este, aparte de estar cumpliendo con su deber de cónsul.

Rabirio no solo había sido condenado en este juicio, sino que también anteriormente cuando su defensor fue Quinto hortensio(1). Este defensor pudo probar que Saturnino no fue asesinado por Rabirio, al senador lo había matado su propio esclavo llamado Esceva(2)

Efectivamente, ese día Rabirio andaba armado y por eso se puede suponer que se disponía a matar a Saturnino. También, lo que se debe destacar es que si la toma de armas y la muerte de Saturnino fue legal, pues en ese tiempo de revolución el mismo cónsul estaba armado. Rabirio siguió las órdenes de los cónsules quienes proclamaban que se atacara a los cobardes, y a Saturnino se le consideró un enemigo público por estar en contra del Senado. 

Por lo tanto, si Rabirio llevó las armas contra Saturnino por órdenes de los cónsules, entonces no podría calificarse como un asesinato ''ilegal''. En todo caso, Cicerón insiste en que fue Esceva y no Rabirio quién mató al senador. 

Conclusión

Los procesos revolucionarios que existieron en la época de la República fueron numerosos, y dieron lugar a muchas muertes que quedaron tanto anónimas como justificadas. La proscripción o lista negra es una práctica que se emplea sólo en las dictaduras, y atiende a motivos políticos. Hoy en día el asesinato por motivos políticos es algo absolutamente condenable, y hay cientos de casos que podríamos poner como ejemplo en el que se absuelve o se condena a personas culpables de asesinato político. En fin, Rabirio queda totalmente absuelto y Cicerón recibe el prestigio que se merece por la defensa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada