viernes, 25 de diciembre de 2015

Aristóteles - La Política (Libro VIII: La educación de los jóvenes).

En el libro anterior dejamos pendiente la educación de los jóvenes. Debemos hacer notar que es primera vez que Aristóteles se pronuncia sobre la educación en uno de sus libros. Platón lo hizo tanto en La República como en Las Leyes (ambas obras criticadas por Aristóteles) donde se nos mostraba una guía para educar tanto a niños como adultos. Tal vez es algo extraño (al menos a mi me lo parece) que Aristóteles se pronuncie de manera tan escueta sobre la educación de los niños y en general, siendo que era un tema fundamental en la Antigua Grecia. De hecho este libro solo tiene siete capítulos y de ahí en ninguna otra obra se vuelve a hablar de educación. En todo caso, cada obra de Aristóteles aporta tremendamente a la educación ya sea directa o indirectamente.

Referencias:

(1) El modo mixolidio comprende una escala musical que se construye a partir de una tónica descendente. Por ejemplo, en una octava completa el modo mixolidio sería el siguiente: tono, tono, semitono, tono, tono, semitono, tono. (T-T-S-T-T-S-T o  SOL-LA-DO-RE-MI-FA-SOL) .
(2) El modo dórico comprende una escala musical que se construye a partir de una tónica descendente: Por ejemplo en una octava completa, el modo dórico sería el siguiente: tono, semitono, tono, tono, tono, semitono, tono. (T-S-T-T-T-S-T) o RE-MI-FA-SOL-LA-SI-DO-RE).
(3) El modo frigio comprende una escala musical que se construye a partir de una tónica descendente: Por ejemplo en una octava completa, el modo dórico sería el siguiente: semitono, tono, tono, tono, semitono, tono, tono (S-T-T-T-S-T-T o MI-FA-SOL-LA-SI-DO-RE-MI).
(4) Según Aristóteles, el sonajero fue inventado por Arquitas. 
La Política


LIBRO OCTAVO: LA EDUCACIÓN DE LOS JÓVENES

Capítulo I: Condiciones de la educación


Velar por la educación es una de las labores más importantes del legislador. Si se llega a descuidar esta parte de la ciudad, el Estado tendrá efectos nefastos en sus ciudadanos. Tengamos en cuenta que entre mejor sea educado un ciudadano, la ciudad también lo será. 

Puesto que la educación es el elemento que mejora el hábito y mente de los ciudadanos, es imprescindible que la educación se extienda para todos los ciudadanos y que se maneje por el control público y no privado. Sin embargo, Aristóteles nos dice que es más frecuente usar este último método, pues los ciudadanos educan a sus propios hijos en casa.

Los ciudadanos son parte del Estado y le deben obediencia; ningún ciudadano es dueño de sí mismo porque le debe la vida en común al Estado. 


Capítulo II: Sistemas educativos

Lo que se tratará de dilucidar ahora es la orientación del sistema educativo, es decir, a qué parte del ciudadano debe educar más: el intelecto, el alma o la vida práctica. 

En todo caso, el sistema educativo se divide en dos categorías: la educación liberal y la servil. La diferencia entre las dos es que la primera se enfoca en obtener una perfección individual, mientras que la segunda se enfoca en la remuneración del trabajo hecho. 

Capítulo III: Asignaturas del sistema educativo

El sistema educativo de la Antigua Grecia comprendía fundamentalmente cuatro asignaturas:

  1. Lectura y escritura
  2. Ejercicios gimnásticos
  3. Música
  4. Dibujo

La primer y la cuarta son consideradas las más útiles, ya que consideran una amplia variedad de funciones. Los ejercicios gimnásticos dan valor y proporción al cuerpo. En cuanto a la música se pone en duda su utilidad, pues pareciera estar más inclinada a satisfacer un determinado placer. 

No obstante, la música es necesaria para el ocio y ya que el fin del trabajo es el ocio, la música será necesaria para tener ocio. El placer no puede encontrarse sólo en el trabajo, el trabajo es un medio para obtener ocio y el ocio es placer, y dicho placer está asociado con la felicidad. 

Pero la música no es tan necesaria como las otras actividades que sí son realmente útiles. Quizás, el dibujo pudiera no ser tan útil como las demás, pero debemos tener en cuenta los planos de una casa o cualquier construcción. En fin la música es la ciencia que pertenece a lso hombres libres, pues estos son los que se dedican más al ocio que los esclavos. 



Capítulo IV: La gimnasia

Algunos problemas de las ciudades griegas en la antigüedad fue exagerar el ejercicio de la gimnasia, con el propósito de hacer de los jóvenes verdaderos atletas. Otros procuran que los jóvenes aprendan a ser feroces con el propósito de hacerlos valientes, pero esto es igual de perjudicial. 

En efecto, no se quiere hacer de los jóvenes animales salvajes; se les debe enseñar la nobleza y la virtud en la gimnasia, la cual no necesariamente requiere ferocidad.

Las cosas que se deben evitar principalmente en la educación de los jóvenes es la alimentación desmesurada y los trabajos muy duros o pesados. Estas cosas suelen quitar proporción al cuerpo. 

Capítulo V: La música

Si bien dijimos que la música es un cierto tipo de placer que se da en el ocio, no podemos colocar a la música en la educación como un placer, al contrario, debemos tomarla en cuenta como algo útil para los jóvenes. Como dice el mismo Aristóteles:

''La educación no es un pasatiempo''

¿Cómo podríamos volver a la música útil? Recordemos que la música puede tomarse como un juego y el juego es la medicina de la fatiga del trabajo. La música es un instrumento para procurarse descanso y luego seguir trabajando; así se le puede sacar provecho al pasatiempo.

La música y la moral

La música es la única que nos presenta un retrato moral el cual podemos sentir. Es decir, cuando nos vemos identificados con una canción, rememoramos ciertos momentos o recordamos algún precepto moral. Ningún otro sentido puede reflejar mejor las disposiciones morales como lo hace la música. 

Las siguientes escalas musicales otorgan ciertas disposiciones a los ciudadanos:

Modo mixolidio(1): entristece a quien la escuche mientras otras provocan otras emociones. 

Modo dórico(2): proporciona un gran sosiego para el alma. Estimula las disposiciones morales.  

Modo frigio(3): provoca entusiasmo y excitación.

Es por esto que algunos filósofos han llegado a afirmar que el alma no era otra cosa que una armonía. 

Capítulo VI: Instrumentos musicales


Es fundamental que los niños aprendan a ejecutar un instrumento, aunque este sea de lo más simple. Necesitan una distracción manual que los haga concentrarse. 

Instrumentos 

Uno de los instrumentos más útiles para los bebés es el sonajero(4). Este instrumento lo hace concentrarse y estimula las partes sensibles del niño. Luego de el sonajero, su próximo instrumento debe ser el estudio formal. 

Las flautas se deben prohibir por la poca estimulación que tiene limitada al oído, no representa una disposición moral ni de instrucción, sólo de ejecución. Por otro lado, la flauta ha servido para el estudio musical, de hecho, muchos griegos antiguos la estudiaban, incluso unos afinaban los coros dirigiéndose por los tonos de la flauta. Pero con el tiempo se fue desestimando su uso porque provocaba una desviación de la virtud.

Atenea rechazaba el uso de la flauta porque éste afeaba su rostro, según cuentan las leyendas de la Antigua Grecia, pero la verdad es que la dejó porque no servía para el intelecto según Aristóteles.

Quienes se dedican a música como profesionales y viven de eso son los más indignos. ¿Por qué? porque dicho artista se verá obligado a recurrir a menoscabar la ejecución de su obra tratando de perfeccionarla a toda costa. Son capaces de envilecer su propio cuerpo para poder vivir sólo de la ejecución de un instrumento.


Capítulo VII: Modos musicales

Dentro del sistema educativo, el legislador debe considerar la música en una división de tres partes:


  1. Cantos éticos
  2. Cantos animados
  3. Cantos apasionados

Cada uno de estos cantos tienen sus propias armonías y nos hacen sentir diversasa emociones, además de servir para la distracción. Para propósitos educacionales, los cantos eticos nos servirán de manera efectiva, mientras que los dos restantes cantos se usarán para el teatro.  


En la música, los cantos afectan a determinadas personas según las experiencias que han tenido estas últimas. Para entender esto debemos considerar a dos tipos de audiencia.


  1. Libres e ilustrados
  2. Vulgares y grotescos

La última pertenece a los artesanos y asalariados que también quieren distraerse con estos cantos después del trabajo. Necesitan colores excesivos, armonías envilecidas y rudeza extrema para disfrutar.  

Por otro lado, tenemos la audiencia libre e ilustrada que se deleita con los cantos morales que sólo puede expresar la armonía dórica. 

Para Aristóteles, la armonía dórica es la que representa un término medio entre dos extremos por la gravedad que tienen sus tonos. 

Conclusión

Un ideal que no está nada alejado de la realidad actual, pues todo queremos una educación equitativa y de calidad. Aristóteles parece no estar de acuerdo con la educación privada, pero dicha educación no es entendida en términos actuales porque Aristóteles tomaba la educación privada como algo concerniente a los padres. Hoy en día tenemos colegios, institutos y universidades tanto públicas como privadas. Podemos diferir en qué tipo de educación es mejor, pero en que no podemos estar en desacuerdo es que la educación debe ser por y para todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario